PARA ESCUCHAR DARLE PLAY A NUESTRA RADIO

NOTICIAS DESTACADAS


TEDEUM ACCION DE GRACIAS POR ANIVERSARIO DE LA CIUDAD DE CONSTITUCION AÑO 2022

Pastores de la confraternidad de iglesias de constitucion junto al Sr alcalde y consejales.celebrando culto accion de gracias por aniversario de nuestra comuna

Convención Constitucional patea en el suelo a los profesores de religión CC Artículo 17 Sistema de Educación Pública Laica

El sistema de educación laica que se establece en la nueva Constitución elimina el principal objetivo de un Curriculum Escolar, y con ello bota a la basura las clases de religión, y manda para la casa a los profesores de religión. La educación siempre tiene que tender a la formación integral de los estudiantes, desde el nivel parvulario y hasta la etapa profesional, para entregar al desarrollo del país, un ciudadano completo, con una profesión, pero también con una espiritualidad, porque los estudiantes son seres humanos, no animales de carga. ¿Qué tipo de educación prepara solo para el trabajo? La educación que concibe al hombre como un animal, o en el mejor de los casos, la educación que ignora la acelerada automatización y robotización de la producción. ¿Para qué sirve una educación que solo prepara el trabajo, si el trabajo lo harán las máquinas? La religión es parte esencial del ser humano, nace con el hombre y lo acompaña hasta su último suspiro de vida, y es una fuente de estabilidad, equilibrio y fundamental para la resiliencia, ¿Cuánto les cuesta a los jóvenes o egresados encontrar pega en Chile? ¿Es gratificante empezar a trabajar en lo que no estudiaste? Y, ya ubicado laboralmente, ¿cuántas veces sufre el despido un trabajador chileno? No, menos de cinco veces en la vida, ¿Cuántas veces se divorcia un chileno? ¿Tendrá el Estado un servicio que de acompañamiento al chileno ese día que sea despedido, a esa chilena ese día que fue abandonada por su pareja? No, el Estado, jamás está al lado del hombre que sufre. Cuando se conoce a Dios, y se tiene una religión, estas desgracias recurrentes en Chile, con un Estado ausente e insensible, se sobrellevan mejor. Enseñarle a un niño, niña, o adolescente, que existe un Dios, que le ha dado a su Hijo Jesucristo todo el poder en el cielo y en la tierra, y que le ama, y que le acompañará, todos los días hasta el fin del mundo, es entregarle al chileno y a la chilena, una espiritualidad y una fuerza, que el Estado, ninguno de sus ministerios, y ni siquiera los líderes políticos más encumbrados, jamás le darán, así lo hayan prometido por escrito. Las clases de religión cumplen esa parte fundamental para una educación integral. Un sistema nacional de educación laica, no es conducente a formar ciudadanos, y tampoco a formar trabajadores, por lo tanto no sirve para contribuir al desarrollo nacional. Un sistema nacional de educación debe concebir al hombre como un ser humano, que pasará ocho horas en la empresa y dieciséis horas en la sociedad, con un Estado inamistoso, que solo lo urge. Las clases de religión deben seguir presentes en la matriz curricular, con dos horas semanales en cada nivel del sistema, y ser consideradas una asignatura equivalente a las demás, con participación obligatoria y con calificaciones que incidan en la promoción. Los programas de educación religiosa no deben ser redactados por las iglesias, sino por especialistas en teología, pedagogía, en curriculum y didáctica, conformados en un departamento específico dentro del organigrama del ministerio de educación. La religión que debe impregnar el Currículum Escolar chileno y expresarse en los programas de educación religiosa, tiene que ser la cristiana, en sus vertientes católica y evangélica, porque la vertiente protestante tiene sus propios colegios. La cristiana es la religión que profesa la inmensa mayoría de los chilenos, y ciertamente, la cristología debe ser el fundamento.

COMUNÍQUESE CON NOSOTROS

FONO CONTACTO 71 2673625


A NUESTROS NÚMEROS DE CONTACTOS.

       Nuestra Señal De Tv En Vivo


 

                                                                 DISPOSITIVOS MÓVILES

apple2
android4
bb

DEVOCIONALES


¿Qué dice la Biblia sobre perdonar a otros?

¿Qué dice la Biblia sobre perdonar a otros? Debemos perdonar para ser perdonados El perdón es algo que no se puede pedir si no se da. En Mateo 18:21-35 encontramos una historia que Jesús relató a sus discípulos. En ella presentó a un hombre que pidió que se le perdonara una deuda; pero luego él no quiso perdonar otro que le debía. Jesús culminó la narración de la siguiente manera: EL REY SE PUSO FURIOSO, Y ORDENÓ QUE CASTIGARAN A ESE EMPLEADO HASTA QUE PAGARA TODO LO QUE LE DEBÍA. JESÚS TERMINÓ DICIENDO: «LO MISMO HARÁ DIOS MI PADRE CON CADA UNO DE USTEDES, SI NO PERDONAN SINCERAMENTE A SU HERMANO.» (TLA) Esta afirmación, aunque suena estricta, se menciona en otros pasajes bíblicos. Por ejemplo: PORQUE SI USTEDES PERDONAN A LOS DEMÁS EL MAL QUE LES HAGAN, SU PADRE QUE ESTÁ EN EL CIELO TAMBIÉN LOS PERDONARÁ A USTEDES. PERO SI USTEDES NO LOS PERDONAN, SU PADRE TAMPOCO LOS PERDONARÁ A USTEDES. Mateo 6:14-15 (PDT) Versículos como Marcos 11:25 y Lucas 6:37, 17:3-4 nos confrontan con la realidad: el perdón se tiene que dar para pedirse. Esto es porque si no perdonamos estamos diciendo que nosotros tampoco queremos recibirlo de otros, y esto incluye a Dios. Debemos perdonar a otros porque Jesús nos perdonó SEAN MÁS BIEN AMABLES UNOS CON OTROS, MISERICORDIOSOS, PERDONÁNDOSE UNOS A OTROS, ASÍ COMO TAMBIÉN DIOS LOS PERDONÓ EN CRISTO. Efesios 4:32 (NBLA) Jesús murió y resucitó por nuestros pecados, y cuando aceptamos su sacrificio tenemos el deber de perdonar a otros (Colosenses 3:13). La razón es que Él nos pide que amemos a otros con el mismo amor que nos da; y no podemos amar si vivimos heridos o resentidos con otros: SI ALGUIEN LES HACE ALGO MALO, NO HAGAN USTEDES LO MISMO; SI ALGUIEN LOS INSULTA, NO CONTESTEN CON OTRO INSULTO. AL CONTRARIO, PÍDANLE A DIOS QUE BENDIGA A ESAS PERSONAS, PUES ÉL LOS ELIGIÓ A USTEDES PARA QUE RECIBAN BENDICIÓN. 1 Pedro 3:9 (TLA) Al ver qué dice la Biblia sobre perdonar a otros compremos que el perdón es parte del amor y, por consiguiente, nos toca practicarlo con otros porque es parte de nuestra nueva vida en Cristo. El perdón no tiene límite Es un desafío cuando alguien nos hiere una y otra vez, porque nos cuesta perdonar y tenemos miedo de que vuelva a hacernos mal. Sin embargo, Jesús mismo dijo que el perdón debe ser ilimitado: ENTONCES SE LE ACERCÓ PEDRO Y LE DIJO: SEÑOR, ¿CUÁNTAS VECES PERDONARÉ A MI HERMANO QUE PEQUE CONTRA MÍ? ¿HASTA SIETE? JESÚS LE DIJO: NO TE DIGO HASTA SIETE, SINO AUN HASTA SETENTA VECES SIETE. Mateo 18:21-22 (RVR1960) Cuando mencionó esa cifra solo fue para hacer énfasis en que no debemos poner restricciones al perdón; después de todo, Dios nos perdona y no lleva una cuenta nuestros pecados o errores. Aunque nos cueste perdonar, debemos hacerlo de corazón cada vez y recordar que debemos dar el perdón que esperamos recibir. No debemos perdonar solo a quienes amamos Puede resultar sencillo perdonar las ofensas de nuestros seres queridos; pero cuando se trata de personas que nos hacen mal, nos cuesta. No obstante, la Biblia dice que el perdón no debe ser solo hacia quienes amamos, sino también hacia quienes nos odian; Jesús dijo: ESCUCHEN BIEN LO QUE TENGO QUE DECIRLES: AMEN A SUS ENEMIGOS, Y TRATEN BIEN A QUIENES LOS MALTRATEN. A QUIENES LOS INSULTEN, RESPÓNDANLES CON BUENAS PALABRAS. SI ALGUIEN LOS RECHAZA, OREN POR ESA PERSONA. SI ALGUIEN LES DA UNA BOFETADA EN UNA MEJILLA, PÍDANLE QUE LES PEGUE EN LA OTRA. SI ALGUIEN QUIERE QUITARLES EL ABRIGO, DEJEN QUE TAMBIÉN SE LLEVE LA CAMISA. SI ALGUIEN LES PIDE ALGO, DÉNSELO. SI ALGUIEN LES QUITA ALGO, NO LE PIDAN QUE LO DEVUELVA. TRATEN A LOS DEMÁS COMO LES GUSTARÍA QUE LOS DEMÁS LOS TRATARAN A USTEDES. SI SÓLO AMAN A LA GENTE QUE LOS AMA, NO HACEN NADA EXTRAORDINARIO. ¡HASTA LOS PECADORES HACEN ESO! Y SI SÓLO TRATAN BIEN A LA GENTE QUE LOS TRATA BIEN, TAMPOCO HACEN NADA EXTRAORDINARIO. ¡HASTA LOS PECADORES HACEN ESO! SI USTEDES LES PRESTAN ALGO SÓLO A LOS QUE PUEDEN DARLES TAMBIÉN ALGO, NO HACEN NADA QUE MEREZCA SER PREMIADO. LOS PECADORES TAMBIÉN SE PRESTAN UNOS A OTROS, ESPERANDO RECIBIR MUCHAS GANANCIAS. AMEN A SUS ENEMIGOS, HAGAN EL BIEN Y PRESTEN SIN ESPERAR NADA A CAMBIO. SI LO HACEN, EL DIOS ALTÍSIMO LES DARÁ UN GRAN PREMIO, Y SERÁN SUS HIJOS. DIOS ES BUENO HASTA CON LA GENTE MALA Y DESAGRADECIDA. USTEDES DEBEN SER COMPASIVOS CON TODAS LAS PERSONAS, ASÍ COMO DIOS, SU PADRE, ES COMPASIVO CON TODOS. Lucas 6:27-36 (TLA) Debemos perdonar porque la venganza no es nuestra Cuando nos ofenden, quizá una reacción inmediata sea la de querer vengarnos. Pero en la Palabra de Dios encontramos que esa labor no nos corresponde. Él es quien se encarga de administrar justicia, y no debemos intentar ocupar su lugar. NO DIGAS: «ME VOY A VENGAR DE ESTE MAL»; ESPERA A QUE EL SEÑOR SE OCUPE DEL ASUNTO. Proverbios 20:22 (NTV) En otro pasaje encontramos: «”Yo soy el que castiga, les daré el pago que merecen”, dice el Señor» (Romanos 12:19 PDT). Por lo que no debemos devolver mal por mal; en cambio, debemos perdonar y no volver atrás.

La importancia de la literatura en nuestra vida

Una de las mejores frases sobre sobre la importancia de la literatura se encuentra en el libro “Cartas a un novelista” de Mario Vargas Llosa. Le dice a su interlocutor epistolar que la literatura es lo mejor que se ha inventado contra el infortunio. Tal vez pueda parecerle a alguien que esto es una exageración. Pero reconozcamos la permanencia del libro más allá de toda profecía acerca de su desaparición. Ese hecho habla por sí solo acerca de la importancia de la literatura. Refugio contra el infortunio Pensemos en el infortunio. Puede ser la pobreza, hecho dominante en grandes regiones del planeta. Consideremos también el abandono, la soledad, el distanciamiento, el exilio. Uno puede considerar infortunio una enfermedad prolongada o definitiva. Hay muchas situaciones en la vida que nos alejan del bienestar o la paz. Y en esos estados, los libros y las revistas pueden ser, seguramente no un remedio, pero sí un sedante. La importancia de la literatura no es, entonces, un tema menor. Escribir como vocación y como misterio Como vocación, escribir es un mandato del ser. Estamos en cierto modo forzados a hacerlo porque a través de la expresión escrita volcamos ficciones y realidades existenciales. Por otra parte, lo misterioso de escribir radica tal vez en que no podemos señalar dónde y por qué nace una idea que se transforma en literatura. Entonces, la importancia de la literatura vale no sólo para el que lee, sino también para el que escribe. Refugios diversos Para algunos el refugio literario será el libro que documenta su religión. Otros hallarán amparo en las novelas, los cuentos o la poesía. Y, aunque algunos no los consideren literatura, para otras personas serán los periódicos y las revistas. ¿Y qué de las personas que huyen del dolor, la soledad o el desamparo en las redes sociales? Eso no lo sé muy bien. Supongo que siempre leen algo. Aunque sea la frase de un meme o de un mensajito de autoayuda. Para todas estas personas, lo sepan o no, vale la importancia de la literatura. Algunos de nosotros hallamos en los libros el pasaje a un mundo que nos aleja, aunque sea momentáneamente, de la dura materia del dolor.

Dios sigue haciendo milagros

Aunque a muchos les cuesta creerlo, Dios sigue haciendo milagros. Lo que sucede es que muchas veces no estamos con la disposición de verlos. Es necesario tener nuestro corazón abierto a Sus maravillas para poder observarlas y disfrutarlas. Hay milagros que no tomamos en cuenta Ver la gran creación que es Su obra, la manera como todo sigue andando aunque no veamos Su mano en ello, es un milagro. Cada ser humano, cada niño, cada lugar es una bendición y todos somos milagros de Dios en diversas medidas. OH SEÑOR MI DIOS, HAS REALIZADO MUCHAS MARAVILLAS A NUESTRO FAVOR. SON TANTOS TUS PLANES PARA NOSOTROS QUE RESULTA IMPOSIBLE ENUMERARLOS. NO HAY NADIE COMO TÚ. SI TRATARA DE MENCIONAR TODAS TUS OBRAS MARAVILLOSAS, NO TERMINARÍA JAMÁS. Salmos 40:5 (NTV) La mayoría tiene en cuenta los milagros de Dios solo cuando suceden cosas asombrosas. La sanación de un enfermo grave, la recuperación total de un adicto o de una persona con problemas psicológicos graves. Pero hay pequeñas cosas cada día, que damos por sentadas, que podemos ver como milagros. El poder de la oración nos permite ver los milagros de Dios Cuando Dios responde a nuestras oraciones, estamos viendo milagros. El poder de la oración no está en quienes la hacemos, sino en ese maravilloso Dios que nos ama y que sigue haciendo milagros a diario. Disponte a verlos. Y ESTA ES LA CONFIANZA QUE TENEMOS EN ÉL, QUE SI PEDIMOS ALGUNA COSA CONFORME A SU VOLUNTAD, ÉL NOS OYE. 1 Juan 5:14 (RVR 1960) Cuando no tenemos la disposición de ver lo hermoso de la vida, solo veremos lo feo, lo desagradable. Si tenemos la disposición de apreciar lo maravilloso de nuestra existencia, lo veremos y podremos comprobar que Dios sigue haciendo milagros. Los casos en los que se salvan vidas en los lugares o accidentes menos probables, son muestras de Sus milagros. Pero la llegada de agua a lugares remotos donde tienen que caminar por horas a diario para obtenerla, también lo es. Son milagros que podemos participar en lograr. Cada uno debe tener la disposición, no solo de ver los milagros, sino de poner su grano de arena para colaborar en obras. Granos de arena en oración, en ayuda a instituciones, a ministerios. No olvidemos que nuestros granos de arena, pueden llegar a ser montañas que Dios moverá. Así, veremos los milagros que Dios sigue haciendo.